domingo, 20 de mayo de 2007

Música para las masas


Fuera de cualquier lógica es pensar que televisa o tv azteca, cuna de conceptos como rbd o los infumables cantantes versátiles surgidos de la academia, lleguen a ser instituciones que promuevan la música de propuesta. El tigre Azcarraga regaló a la clase más jodida el monumental estadio azteca para que se juntaran con otros jodidos y pudieran gritar "gol" al unísono. Regaló a la comunidad intelectual el museo Rufino Tamayo y todo transcurrió de maravilla hasta que el oaxaqueño se rebeló. A los melómanos nos canalizó, of course, el buen gusto de Raul Velasco y los comentarios siempre bien acertados de Juan Almeida, ja. Pero mientras eso ha pasado en el pais donde nunca sucede nada memorable, en Inglaterra, aunque parezca extraño, la BBC Radiophonic Workshop (fundada a principios de los años sesenta) transmitió a millones de escuchas (tanto en televisión como en radio) innovaciones sónicas vanguardistas en la música electrónica. Avant garde para las masas: cojonudas ideas del pasado distante. Delia Derbyshire, a unos cuantos años de su muerte, sigue siendo apenas un pie de página, una figura poco valorada. Trabajó con figuras líderes del pop sesentero como Brian Jones, Syd Barrett o Paul McCartney. Pero fué con músicos electrónicos como Peter Zinovieff y Brian Hodgson donde Derbyshire plasmó su legado. Fundó Union Delta Plus, una compañia independiente dedicada a la creación de música electrónica y la promoción para su uso en televisión. El festival que organizó en el teatro Watermill en 1966, pudiera ser el primer concierto de música electrónica británica. Poco despues, con Hodgson y David Vorhaus fundó el estudio Kaleidophon en Camden. En 1969 este trio -White Noise- editó el disco "An Electric Storm". Bajo su alter ego "Russe" apareció en varios discos como "Standard Music Library" (1969), "BBC Radiophonic Music" (1971) y "Electrosonic" (1972). Toda esta gran actividad creativa, aparte de las frustaciones cotidianas de escribir música bajo pedido, contribuyó a un severo agotamiento físico en Derbyshire. Recomendable echarse un clavado en la obra de esta pionera de la música electrónica.

2 comentarios:

Pedro César Beas dijo...

una arregladita a los dientes y no está tan fea.

Pirivox dijo...

JAJAJA, pues fea-fea no es. Igual, esos dientitos podrían producir algún insano placer en más de algún fetichista depravado por ahí. Creo que con brakes se miraría mejor que con los dientes arreglados, ay.